Conocé los tipos de maderas y cómo protegerlas

Una guía experta para identificar los diferentes tipos de maderas y cómo protegerlas.

Tu guía experta para identificar los tipos comunes de maderas y cómo protegerlas.

¿Podés distinguir la teca de la caoba, y el pino del álamo? Leé la guía del identificador de tipos comunes de maderas. Cada una de ellas presentan características diferentes y  la forma de protección es diferente de acuerdo al tipo de madera que utilicemos.                                                                                                      
Antes de protegerlas, asegúrate de conocer tus maderas.
Primero, existen dos categorías principales de maderas: dura y blanda.

Madera blanda
Sale de árboles coníferos, como pino, álamo, eucaliptus, kiri etc. Este tipo de madera crece rápidamente y por eso tiene más presencia comercial. Como el nombre lo indica, es un tipo de madera flexible y fácil de trabajar.

Madera dura
Se obtiene de árboles caducifolios y frondosos. El roble, el nogal, el lapacho, el algarrobo, guatambú, caoba y la guayubira, son ejemplos de maderas duras. Estos árboles crecen lentamente, lo que hace que las maderas duras sean más costosas que las blandas. La madera dura posee muchos nutrientes, por eso es más propensa a pestes y hongos, principalmente en exterior. ​Las maderas tropicales, como la teca, también son maderas duras. Son más resistentes a los hongos y a los insectos que las maderas duras no tropicales, pero pierden el color y se vuelven grises cuando se exponen al exterior.